Las deudas de Ivey, Greenstein y Matusow con Full Tilt complican la venta al GBT

Deudas de pros con Full Tilt Poker

El culebrón Full Tilt Poker sigue sumando nuevos capítulos a su inquietante trama. Tras las duras negociaciones del Grupo Bernard Tapie (GBT) con el Department of Justice y el presunto bulo del intento de boicot de Chris Ferguson al cierre del acuerdo de compra-venta de la compañía, la operación se topó ayer con un nuevo obstáculo.

Durante los últimos dias, el grupo inversor ha llevado a cabo una investigación sobre la situación financiera de Full Tilt Poker. Las pesquisas le han llevado a conocer una sorprendente noticia: un selecto grupo de jugadores profesionales, en el que se encuentran celebridades como Phil Ivey, David Benyamine, Layne Flack, Erick Lindgren, Mike Matusow o Barry Greenstein, debe a la sala de poker online unos 18 millones de dólares.

Inmediatamente, el GBT contactó con los citados pros para negociar la satisfacción de la deuda, pero no consiguió apenas resultados. Y por ello, ayer jueves decidió hacer pública la noticia, con el fin de presionarles.

El abogado del GBT, Behnam Dayanim, habló de la deuda de los profesionales ante diversos medios de comunicación especializados, como PokerNews, Gaming Intelligence o PokerStrategy.

Dayanim resaltó la importancia que tiene la resolución de este tema para el futuro inmediato del acuerdo de compra-venta de la compañía. Así mismo, indicó que el trato no se cerrará hasta que se clarifiquen los términos de la satisfacción de las citadas deudas.

El abogado ha comentado que la escasa predisposición a negociar que han mostrado los profesionales está causando un grave perjuicio a los jugadores que tienen bloqueado su dinero en las cuentas de Full Tilt, tanto en los EE. UU. como fuera de ellos.

Entre los jugadores implicados, únicamente ha realizado declaraciones Barry Greenstein, un profesional que siempre ha destacado por su compromiso social y que el año pasado ingresó en el Poker Hall of Fame. El llamado “Robin Hood” del poker publicó ayer una comunicación en TwoPlusTwo.

En ella, Greenstein ha admitido tener una deuda de 150.000$ con Full Tilt Poker y ha explicado que no la ha saldado porque para ello pretendía utilizar el dinero que otros jugadores con cuenta en FTP le debían y cuyas cuentas quedaron bloqueadas tras el Black Friday. Y ha aclarado que estaba esperando a que el DoJ procediese a la devolución del dinero a los jugadores residentes en los EE. UU. para saldar la deuda.

Así mismo, Greenstein ha reconocido que representantes del Grupo Tapie se pusieron en contacto con él la semana pasada y le pidieron que le pagasen el dinero directamente a ellos. Le dieron la opción de pagar a plazos, para poder utilizar más adelante el dinero que prestó a otros jugadores. E incluso le ofrecieron la posibilidad de reducir la deuda si finalmente los jugadores estadounidenses no cobraban la totalidad del dinero congelado.

Greenstein ha comentado que no había podido imaginar que su deuda fuese un obstáculo para la firma del acuerdo de compra-venta de la compañía. Y que no quería pagar la deuda directamente al GBT porque este no utilizaría su dinero para atender las peticiones de retiros de los jugadores estadounidenses.

El comunicado de Greenstein generó múltiples reacciones en TwoPlusTwo, ya que no sentó muy bien la desconsideración del profesional hacia los jugadores no residentes en los EE. UU.

Mientras tanto, el GBT, como es lógico, se mantiene firme en su petición del dinero adeudado a FTP y sigue intentando negociar con los morosos.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?