888poker
New poker experience at 888poker

Join now to get $88 FREE (no deposit needed)

Join now
PokerStars
Double your first deposit up to $400

New players can use bonus code 'STARS400'

Join now
partypoker
partypoker Cashback

Get up to 40% back every week!

Join now
Unibet
€200 progressive bonus

+ a FREE Unibet Open Qualifier ticket

Join now

Encontrando el equilibrio: Póker y vida familiar con Jeremy Ausmus

Jeremy Ausmus y su familia

Puede ser difícil tener un trabajo de nueve horas diarias, y a la vez mantener un matrimonio y sacar adelante a una joven familia. Si el trabajo en cuestión es el póker, todavía es más difícil.

Los jugadores profesionales de torneos de póker viajan por todo el mundo, moviéndose de un torneo a otro, ya sea para el European Poker Tour, Asia-Pacific Poker Tour, World Poker Tour o para los eventos del World Series of Poker Circuit.

La mayoría de los jugadores profesionales de póker admitirán que su profesión ya es bastante difícil sin sumar la presión adicional de mantener una familia. Las presiones monetarias y las variaciones de un calendario imprevisible pueden ser un reto para los jugadores solteros que quieren mantener un estilo de vida equilibrado entre el trabajo y la vida personal. Para un jugador profesional casado, intentar tener una vida profesional y familiar equilibrada, puede ser casi imposible.

Un jugador que ha sido capaz de sobreponerse a este difícil desafío ha sido el October Niner del 2012 y Ultimate Poker Pro Jeremy Ausmus. No solamente ha tenido éxito a lo largo de este año con casi 3.500.000$ en ganancias en torneos en vivo, además, es un marido atento y padre de dos niños.

Ausmus se mudó a Las Vegas para intentar hacer carrera en el mundo del póker después de graduarse en la Universidad Estatal de Colorado en 2005. Aunque conoció a su futura mujer, Adria, mientras estaba en la universidad, tuvieron que pasar dos años mientras Ausmus se establecía en las Vegas hasta que Adria se uniera a él en Las Vegas.

“Como jugador,” explica Ausmus, “es más fácil tener una relación a distancia. En sus días libres pillaba un avión para ir a verla o ella venía a Las Vegas, y normalmente estábamos cuatro o cinco días juntos.”

Finalmente, Adria se mudó a Las Vegas, y la pareja se casó en el 2009, a lo que siguió el nacimiento de su primer hijo un año después.

“El primer año de matrimonio fue muy bueno ya que viajamos la mayoría del año como recién casados,” dice Ausmus. “Nos casamos en México y pasamos la luna de miel allí.” Luego ambos viajaron a Europa para el EPT London y luego visitaron París y Roma. “Antes, era mucho más fácil viajar [antes de que tuvieramos hijos],” dice Ausmus con un poco de nostalgia.

Después del nacimiento de Calia, Ausmus se dio cuenta rápidamente que su estilo de vida iba a cambiar “Después de tener un hijo, te das cuenta de que no puedes viajar cuando y donde quieras.”

Ahora teniendo dos hijos, Calia de tres años de edad y Kai de 1 añito, Ausmus ha aprendido a adaptarse a su nuevo rol de padre. “La verdad es que jugar un torneo de póker durante 12 o 14 horas al día es muy fácil en comparación a quedarse en casa y cuidar de los niños.” ¡Y la familia de Ausmus se las arregla sin una abuela! “Obviamente mi mujer se encarga de mucho más que yo, pero intento estar cerca y ayudar con lo que puedo.”

Así que, ¿cuál es el secreto? Tener una rutina de vida diaria normal es la clave. Un día típico para Ausmus es de la siguiente manera: levantarse, desayunar, atender a los niños, comer, jugar partidas de cash durante cuatro horas, volver a casa, cenar con la familia y dormir.

Incluso con la parte del póker, ¿parece muy normal, verdad?

Ausmus entiende la importancia de seguir un horario estructurado para que su vida y la vida de su familia tengan un equilibrio. Además destaca que se importante concentrarse en una sola cosa a la vez. Cuando Ausmus está en casa con su familia, les da toda su atención. “No estoy pendiente del mundo del póker.” Y lo mismo le pasa a la hora de jugar al póker. “Juego durante las cuatro-seis horas programadas y estoy concentrado hasta que es la hora de marcharme.”

Jeremy and Adria's youngest, Kai, making a big mess
Jeremy and Adria's youngest, Kai, making a big mess

La tecnología digital ha ayudado a mejorar la eficiencia del calendario de la familia de Jeremy. “[Adria y yo] tenemos un sistema de calendario que se sincroniza con mi teléfono, su teléfono y nuestro ordenador, de esta manera siempre podemos ver lo que tenemos que hacer ese día o la próxima semana. Ayuda a que tengamos todos nuestros compromisos claros.”

Pero no acaba todo aquí, su monitor de vigilancia de los niños permite que Ausmus esté fuera de casa disfrutando de la tarde con su mujer mientras vigila a los niños dentro de casa.

Para un jugador de póker, para cualquier padre, la logística se puede conseguir con un poco de previsión y organización. ¿Pero qué pasa con la varianza? ¿Qué pasa con las malas rachas que hasta los jugadores profesionales más veteranos tienen que pasar a veces? Para la mujer de Jeremy, las bajadas con solamente una parte del trabajo de su marido.

“Soy muy consciente de las bajadas en el juego, y por supuesto, es natural sentirse fastidiado al perder dinero. Pero cada vez que Jeremy vuelve a casa tras un mal día, ninguno de nosotros estamos muy afectados por ello,” comenta Adria.

Incluso así, para evitar que su toma de decisiones esté afectada por responsabilidades externas, cuando se juega a un juego con tanta varianza, un marido y un padre de dos hijos necesita tener un colchón. “Planeamos con vistas al futuro y siempre tenemos un buen colchón,” dice Adria. “Esto nos ayuda mucho a reducir nuestro stress y preocupación.” Afirma Ausmus. “Siempre he jugado solamente con mi bankroll, así que las bajadas siempre son relativas a mi bankroll. Al hacer esto, aunque un día me vaya muy mal, nunca tendré unas pérdidas que no pueda asumir.”

¿Pero qué pasa en el caso de que no sea solamente un día o dos y sea una larga mala racha?

“Entonces,” dice Ausmus, “sería la hora de bajar de límites para proteger el bankroll. Solamente arriesgo un 5% de mi bankroll a diario, así que si lo pierdo, no es tan grave a nivel general.” Teniendo en cuenta de que Ausmus juega en límites medios-altos para ganarse la vida, significa que “mi nivel de gastos es de un porcentaje mucho más pequeño comparado al de alguien que juega en límites más bajos como de 2$/5$ para ganarse la vida. Tuve ese tiempo en el que no tenía familia y me permitía más gastos, pero ahora mismo tengo familia y tengo que mantenerla.”

Equilibrar tu vida familiar y el trabajo, hecho. Gestionar tu bankroll, hecho. No puede ser tan fácil como eso. ¿Cómo es tener un marido que es jugador de póker profesional?

“Cuando conocí a Jeremy,” dice Adria, “ya era un jugador de póker. A la vez que le iba conociendo, tuve la oportunidad de ver en la manera que su carrera de póker crecía y me di cuenta de que estaba cómoda con todo esto. Él siempre ha sido tranquilo, honesto, trabajador, responsable con el dinero, y nunca se ha sentido atraído por cualquier otro tipo de juego. Guardaba dinero para cuando vendrían los malos tiempos, y siempre se lo pensaba mucho antes de subir al siguiente nivel. Siempre sentí que era responsable con sus responsabilidades financieras y nunca corrió ningún riesgo que me preocupara. Trabajo en algo que le encanta y nos da una buena vida. Funciona para nosotros.”

Adria enseguida menciona algunas de las ventajas que tiene la carrera de Jeremy. “La flexibilidad es maravillosa. Podemos tener un par de meses de vacaciones o podemos irnos de vacaciones entre semana si queremos.” Lo mejor de todo para ella es que, “a Jeremy le encanta su trabajo. Siempre está emocionado y siempre quiere trabajar.”

Pero tiene que haber alguna desventaja. “A estas alturas, ya sé lo que se siente al estar dos semanas sin él. Sé lo que es estar seis semanas sin él, ya que durante las WSOP juega tantos torneos que es muy difícil verle. Su rutina durante ese periodo básicamente consiste en comer, dormir, póker y repetir este ciclo. Intento mantenerme ocupada con los niños, pero también me tomo mis descansos. Si necesito una siesta, duermo. Si prefiero no cocinar, encargo la cena. Jeremy y yo intentamos estar conectados e involucrados en lo que esté pasando en el mundo de cada uno y lo hacemos funcionar.”

La confianza y el entendimiento parecen ser los elementos clave para la pareja. Ausmus deja muy claro que Adria es consciente de las subidas y de las bajadas. “Ella confía en las decisiones que tomo en las mesas y eso la deja descansar tranquila.”

Últimamente, Ausmus ha tomado la decisión de jugar un poco menos para estar más tiempo en casa con su familia. Hace poco preguntó en Twitter, “¿Cuáles son los cinco torneos a los que merece más la pena viajar fuera de Las Vegas?” Cuando se le pregunta el motivo por el cual ha decidido jugar menos a pesar de tener una vida equilibrada, Jeremy enfatiza que el estar con los niños es su prioridad número uno. “Quiero ser consciente de todo lo que ocurra con ellos,” comenta Ausmus.

Jeremy and Adria's oldest, Calia
Jeremy and Adria's oldest, Calia

Para el resto del 2013, las WSOP Europe han sido su último gran viaje de póker del año. El año que viene, planea ser más eficiente con sus viajes y jugar la mayoría de los torneos del EPT ya que piensa que su estructura se adapta mejor a su estilo de vida. “De la manera que están estructurados, no tengo que estar fuera de casa durante tanto tiempo. Creo que puedo sacar más dinero por cada viaje y estar menos tiempo fuera de casa, ya que su Main Event empieza al principio de las series en vez de al final como normalmente ocurre en las WSOP.”

En los últimos tiempos, muchos jugadores se han comprometido y casado – jugadores como David “Doc” Sands, Shaun Deeb, y David Williams, por nombras a unos pocos. Ausmus tiene un consejo que darles: “Todo lo que queráis viajar, hacedlo ahora. Hacer algunos sacrificios en vuestra carrera de póker merece la pena para conseguir algo mejor – una familia.”

Uno de esos sacrificios es no viajar con hijos. “Mezclar viajes de póker y de familia parece interesante, pero no es nada bueno. Si los niños tendrían cinco y siete años, entonces sería más fácil, pero a estas edades, tienes que llevar pañales, juguetes, etc. Está claro que Ausmus habla desde la experiencia, ya que se empieza a gritar y a mover sus brazos cuando ve que su hijo está comiendo arena y rocas de la playa. “Obviamente, no hemos seguido nuestros propios consejos,” dice riendo Jeremy, “pero honestamente, puede ser una pesadilla.”

Puede que haya gente que diga que si quieres llegar a lo más alto de la cima del póker, intentar tener un estilo de vida equilibrado puede ser un impedimento para estas ambiciones. Ausmus no lo discute. “No quiero ser el mejor jugador del mundo,” admite Ausmus. “Hago esto para mantener a mi familia. Tener una familia y estar ahí para ellos como un buen padre y marido, es una buena receta para el éxito.”

Obtén todas las últimas actualizaciones de PokerNews en tus redes sociales. ¡Síguenos en Twitter y dale a me gusta en Facebook ahora!

¿Quieres pasar a la acción? Entonces elije tu sala de póker favorita y benefíciate de las bonos de registro que te ofrece PokerNews, o mira las salas que ofrecen dinero gratis sin depósito!

Más historias

¿Qué opinas?