Mizrachi gafado de nuevo: Daniel Weinman se lleva el WPT Tournament of Champions

  • Mo NuwwarahMo NuwwarahAdrián DelgadoAdrián Delgado
Daniel Weinman
Sharelines
  • Mizrachi gafado de nuevo: Daniel Weinman se lleva el WPT Tournament of Champions

El mismo día en el que su golfista favorito, y probablemente también el de todos los aficionados del póker, conseguía ahuyentar su demonios para ganar un Masters de Augusta, Daniel Weinman conseguía una importante victoria en las mesas. Weinman se convirtió en el campeón de campeones de la temporada 15 del World Poker Tour tras superar a 66 rivales en el Monster Tournament of Champions, lo que le reportó un premio de 381.500$ y varias recompensas que entregaban el WPT y sus sponsors.

Es la segunda victoria importante de la carrera de Weinman tras la que logró en el WPT Borgata Winter Poker Open por 892.433$, justo lo que le permitió poder participar en esta cita especial disputada en Florida.

"Me siento increíble," decía Weinman. "Este es un torneo muy difícil y terminar en los primeros puestos es muy especial."

Para lograrlo, Weinman tuvo que quitarse de encima a Michael Mizrachi, que buscaba la victoria tras haber sido tercero en este mismo evento en 2016.

Resultados oficiales de la mesa final

PosiciónJugadorPremio
1Daniel Weinman$381,500*
2Michael Mizrachi$218,000
3Daniel Santoro$133,525
4David Ormsby$95,375
5Erik Seidel$73,575
6Dylan Wilkerson$57,225

Los premios no incluyen los premios que se repartieron además de los premios del propio evento

Weinman entró en la mesa final como líder. De acuerdo con el seguimiento en vivo del torneo, hicieron falta 41 manos para que cayese el primer jugador eliminado y, desgraciadamente para él, esta vez le tocó a Dylan Wilkerson. Dylan se comió un cooler importante ya que sus reyes chocaron directamente contra los ases de Daniel Santoro y el board no le ayudó a evitar la eliminación.

Solo unas manos después, Erik Seidel, que tenía algo menos de 10 ciegas, ponía su torneo en juego con {a-Diamonds}{5-Hearts} contra el {k-Spades}{j-Diamonds} de Santoro, que lograba la ayuda de una jota para eliminar a la leyenda.

Santoro tomó entonces ventaja en la parte alta y la amplió mandando a la lona a David Ormsby con as-rey contra as-cuatro.

Por aquel entonces, Mizrachi tenía menos de 20 ciegas, pero logró quitarle varios botes a Weinman para recuperar considerablemente su stack. El three-handed se desarrolló durante unas 70 manos.

Todo comenzó a cambiar cuando Santoro perdía un bote crítico contra el propio Mizrachi cuando este último tenía damas y ambos terminaban all in preflop. Santoro tenía {k-Hearts}{q-Diamonds} y ahora era él el que se quedaba con algo menos de 20 ciegas. Se podría decir que rey-dama terminó siendo su mano maldita, porque poco después ponía esas menos de 20 ciegas en juego con esa misma mano contra el {a-Hearts}{4-Hearts} de Weinman. El flop y el turn le dieron esperanzas de doblarse, {q-Spades}{8-Clubs}{2-Spades} {7-Clubs}, pero el {a-Clubs} del river dama el bote a Weinman y dejaba el torneo en el heads-up.

Weinman había conseguido llegar al cara a cara con más de 90 ciegas, lo que le daba una ventaja de 5 a 1 sobre Mizrachi. Sin embargo, todos sabían que Mizrachi vendería cara su derrota y tras perder algunas fichas conseguía doblarse por los pelos con {k-Diamonds}{j-Hearts} contra {a-Spades}{6-Clubs}.

Michael Mizrachi
Michael Mizrachi

Weinman enderezó de nuevo las cosas con un farol enorme. Ambos vieron un flop {10-Hearts}{6-Clubs}{3-Hearts} por el mínimo cuando las ciegas estaban en 5.000/30.000 y ante de 5.000, y Weinmann pasaba y pagaba los 35.000 puntos apostados por Mizrachi. Con el {6-Hearts} del turn tomó la delantera apostando 60.000 puntos, pero Mizrachi pagaba para ver el river. La última calle trajo un {8-Clubs} y Weinman pasaba. Misrachi apostaba fuerte, unos 400.000. Entonces Weinman se movía all in.

Mizrachi tenía que poner en juego su último millón de puntos si quería llegar al showdown, pero terminó foldeando diciendo que tenía color. Weinman no podía evitarlo y le mostraba {9-Spades}{8-Hearts}.

"Realmente creía que tenía el control hasta que se dobló y consiguió ganar los botes posteriores", decía Weinman sobre los momentos previos a esa gran mano. "Había una posibilidad de que pagase y todo se habría terminado".

Solo unas manos después, Weinman conseguía ganar un flip con as-ocho contra cincos y el título terminaba cayendo de su lado.

Además del ya mencionado premio económico, Weinman ganaba todos estos premios:

  • Audi S5 Coupe 2018
  • Auriculares sin cables Monster gold
  • Reloj Hublot
  • Una mesa de BBO Poker Tables
  • Un asiento en la Tiger's Poker Night
  • Una semana en el Wyndham

Para Weinman, esto significa la culminación de un largo viaje desde que comenzara jugando el WSOP Circuit, donde se lo curró durante años para conseguir un bankroll, pero donde no pudo encontrar ese resultado que le cambiase la vida.

Fotos cortesía del WPT

Más historias

Torneos relacionados

¿Qué opinas?