Steve O'Dwyer gana el HK$400K Super High Roller del PSC Macao

  • Lane AndersonLane AndersonAdrián DelgadoAdrián Delgado
Steve O'Dwyer
Sharelines
  • Steve O'Dwyer gana el HK$400K Super High Roller del PSC Macao

El HK$400,000 Super High Roller llegó a su fin con la victoria de Steve O’Dwyer, que ganó el suficiente dinero como para comprar mangos para toda la vida. La victoria llegó tras superar a un field de 88 entradas, después de tres días de juego que le reportaron un premio de HK$8.460.803, lo cual es más de un millón de dólares.

El hombre del mango, como se le conoció después de que adoptara esa fruta como talismán el día anterior, llegaba al Día 2 con el liderato en fichas y fue capaz de extender ese momento durante el Día 3.

La fruta en cuestión se la dio Yuan Li, que había jugado durante todo el torneo con una naranja como ya hiciese el mítico Johnny Chan, y pronto fue bautizada como la fruta de la suerte. Coincidencia o no, cada vez que O'Dwyer necesitó algo de suerte, echó mano del mango y la diosa fortuna le sonrió.

La jornada comenzaba a las 12:30 p.m. con 14 jugadores que volvían a las mesas en plena burbuja. El mano a mano había comenzado el día anterior, pero todavía tenía que haber una eliminación para que los jugadores entraran en el dinero.

Menos de diez minutos después del inicio, Behzad Ahadpour hacía una three-bet all in con {a-Clubs}{8-Clubs} y Steve O’Dwyer le hacía call con una mano algo mejor: {a-Hearts}{9-Diamonds}. No hubo carta salvadora para Ahadpour y él era el que se convertía en hombre burbuja del torneo.

Un par de horas después, la mesa final de ocho jugadores quedaba formada con Qiang Lin como líder con 5,5 millones, seguido por Zuo Wang (4,9 millones) y Fedor Holz (3,3 millones). Steve O’Dwyer había caído hasta la cuarta posición con 2,1 millones.

HK$400K Super High Roller Final Table

El primero en salir eliminado de la mesa final era Zhao Hongjun, cuando Manig Loeser se movía all in desde la ciega pequeña dejándole la decisión a Hongjun en la ciega grande, que pagaba con {a-Spades}{8-Clubs}. Loeser descubría su {9-Clubs}{2-Clubs} e iba por detrás, pero estaba vivo. El flop traía {4-Hearts}{6-Clubs}{2-Diamonds} y le ponía por delante y el {3-Clubs} del turn y la {q-Diamonds} del river no cambiaron nada. Hongjun caía en la octava posición con un premio de HK$1.215.000. Teniendo en cuenta que invirtió tres buy-ins para llegar hasta aquí, sobra decir que se quedó como vino, que no es poco.

O’Dwyer se apunto la siguiente eliminación cuando se movía all in con reyes contra el as-dama de James Chen. El board en favor del mango, perdón de O'Dwyer, y Chen caía eliminado del torneo en séptima posición con un premio de HK$1.605.000.

O’Dwyer también fue protagonista en la siguiente salida. Qiang Lin pagaba su raise y ambos iban a ver un flop {2-Clubs}{8-Spades}{k-Spades}. Lin hacía check-raise a 675.000, dejándose solo 1,66 millones por detrás, y O’Dwyer le subía lo suficiente como para ponerle all in. Lin pagaba y las cartas se daban la vuelta. El {k-Hearts}{10-Diamonds} de Lin le daba top pair, pero el problema era el kicker. O’Dwyer tenía {k-Diamonds}{j-Spades} y el resto de board no cambió nada, lo que eliminaba a Lin en sexta posición con un premio de HK$2.028.000.

La siguiente eliminación fue la de Zuo Wang, que hacía una three-bet all in preflop para ver como Manig Loeser le pagaba. El {a-Diamonds}{10-Hearts} de Loeser dominaba la situación contra el {a-Clubs}{7-Clubs} de Wang, y el board no mejoró ninguna de las manos. Wang se despedía en quinta posición con un premio de HK$2.603.000.

Kahle Burns fue cuarto después de moverse all in desde la ciega pequeña con {a-Spades}{5-Spades} y recibir el call de Fedor Holz con {a-Clubs}{10-Spades}. La mano de Holz aguantaba y Burns cogía el camino del rail con un premio de HK$3.228.000.

Hizo falta una hora y media para ver la siguiente eliminación, pero solo una parte se pasó jugando. Una buena parte de ese tiempo se empleó en discutir un posible pacto, pero las negociaciones no fructificaron. ue justo después de eso cuando Manig Loeser decidió moverse all in con {10-Clubs}{3-Clubs} y O’Dwyer se despertaba con {8-}{8-} en la ciega grande. Loeser lo llevaba crudo y así fue. Al menos se pudo llevar un premio de HK$4.124.000.

Eso dejaba en el heads-up a dos bestias pardas como Steve O’Dwyer y Fedor Holz, que debían verse envueltos en una situación que no era para nada extraña para ellos. Los dos volvieron a parar el torneo y, tras una gran negociación, cerraron los premios.

Por tener una ventaja descomunal en aquel momento, O’Dwyer se aseguraba un premio de HK$8.160.830, mientras que Holz conseguía HK$6.749.170. Ambos seguirían jugando por el título de campeón y HK$300.000 más.

Después de eso, apenas se jugaron unas cuantas manos antes de que todo el plástico terminase en el medio. O’Dwyer hacía una three-bet all in con {10-Diamonds}{j-Diamonds} y Holz le pagaba con {6-Clubs}{6-Diamonds}. El flip estaba servido y el board descubría {3-Clubs}{a-Hearts}{10-Spades}{7-Diamonds}{3-Spades}, lo que relegaba a Holz a la segunda posición. Mientras, O’Dwyer alzaba su mango en señal de victoria.

Resultados de la mesa final del HK$400.000 Super High Roller

PosiciónJugadorPremio
1Steve O’DwyerHK$8,974,000
2Fedor HolzHK$6,236,000
3Manig LoeserHK$4,124,000
4Kahle BurnsHK$3,228,000
5Zuo WangHK$2,603,000
6Qiang LinHK$2,028,000
7James ChenHK$1,605,560
8Zhao HongjunHK$1,251,000

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?