Super High Roller Bowl Día 3: Schindler líder

  • Mo NuwwarahMo NuwwarahAdrián DelgadoAdrián Delgado
Jake Schindler
Sharelines
  • Super High Roller Bowl Día 3: Schindler líder

Después de casi 17 niveles de juego, la $300,000 Super High Roller Bowl del ARIA alcanzó la burbuja de premio durante el Día 3 de juego. El último jugador en ser eliminado se fue a casa con la manos vacías después de pagar 300.000$, pero todavía nadie se ha garantizado un premio con el que recuperar la inversión.

Los jugadores amateurs fueron protagonistas en la jornada anterior, pero terminaron siendo los profesionales los que impusieron su juego a medida que avanzaba el Día 3.

Jake Schindler es por ahora el líder de los ocho supervivientes con 4.080.000. Por detrás de él aparecen otros como Christoph Vogelsang (2.650.000), Byron Kaverman (2.200.000), Stefan Schillhabel (1.890.000), Leon Tsoukernik (1.780.000), Pratyush Buddiga (1.780.000), Justin Bonomo (1.735.000) y Jason Koon (685.000).

Tsoukernik es el único amateur que se mantiene con vida, aunque el dueño del King's Casino es un amateur atípico, porque ya ha demostrado que puede competir contra los mejores, como hizo cuando ganó el $50K High Roller del EPT de Praga el pasado mes de diciembre.

Shindler es un jugador que, básicamente, se ha ganado la vida en los high rollers del Aria, con hasta 12 pinchazos de seis cifras. El más grande de esos resultados fue el que logró tras un pacto a tres bandas en 2016, en el que cobró 835.000$ en un torneo de 100.000$. Ayer tuvo una buena jornada, aunque no subió al liderato hasta la parte final.

Primero, logró doblarse contra Dan Shak cuando las ciegas estaban en 8.000/16.000/16.000. Shak abría a 50.000 en la ciega pequeña. Schindler le resubía a 150.000 y Shak se movía all in por 1,2 millones de puntos. Schindler usó todo su banco de tiempo para decidir, pero terminó decidiendo que no podía foldear damas en ese spot. Por suerte para él, Shak tenía jotas y el board no trajo nada raro, lo que le permitía hacerse con un stack de más de 2,4 millones.

Schindler ganó entonces dos flips. En el primero, consiguió que sus treses aguantasen contra el as-jota de Bill Klein, que había shoveado 25 big blinds ante de ver el flop. El otro fue el que le ganó, una vez más, a Shak. Schindler tenía as-rey y Shak jotas, pero un rey aparecía en el river, dejando a Shak en la estacada y acercando al resto a la mesa unificada de nueve jugadores.

Sin embargo, al mismo tiempo que caía Shak, en la mesa adyacente se despedía también el campeón del año pasado, Rainer Kempe. Kempe peleó de lo lindo por seguir con vida en el torneo. Después de haberse quedado con una ciega, logró retornar a los 500.000 puntos tras una serie de dobladas consecutivas. Sin embargo, terminó estampándose con nueves contra los dieces de su colega German Schillhabel.

Entre los que quedaron eliminados en el Día 3 estaban Jason Mercier, Daniel Negreanu y el campeón de la Super High Roller Bowl 2015 Brian Rast.

Los jugadores volverán hoy a la competición con una hora de juego del nivel 10.000/20.000/20.000. Hay 6 millones de dólares en juego, pero nadie conseguirá su premio en la jornada de hoy, ya que el plan es jugar hasta que queden solo tres jugadores de la mesa final. El seguimiento en directo correrá a cargo de PokerNews, mientras que el streaming puedes encontrarlo with a en PokerGo.

Más historias

¿Qué opinas?