Super High Roller Bowl Día 4: Schindler revienta ases y lidera a los tres últimos

  • Mo Nuwwarah Adrián DelgadoMo Nuwwarah Adrián Delgado
Super High Roller Bowl Día 4: Schindler revienta ases y lidera a los tres últimos 0001

Jake Schindler comenzó el Día 4 de la $300,000 Super High Roller Bowl del ARIA como líder tras su buena actuación del Día 3. Pues bien, él mismo vuelve a ser el que comanda la situación cuando el field se ha reducido a solo tres jugadores, y todo gracias a un bote enorme que disputó contra uno de los stacks más grandes de la mesa.

En la mano en cuestión, Christoph Vogelsang abría a 90.000 puntos con ciegas 20.000/40.000/20.000 y Schindler pagaba en el botón con ochos. Pratyush Buddiga lanzaba entonces una three-bet a 400.000 puntos con ases desde la ciega pequeña y Schindler le pagaba para ver un flop que traía dama-ocho-siete con dos corazones.

Buddiga eligió jugar al check-call ante una apuesta de 400.000 en el flop y a la de 750.000 que Schindler hacía cuando un tres que no era de corazones aterrizaba en el turn. En el river aparecía otro tres y Buddiga volvía a pasar para ver como Schindler se movía all in. Buddiga tenía que echar mano de una ampliación de tiempo para poder tomar la decisión, pero terminó pagando para encontrarse el full.

Ese bote dio a Schindler cerca de la mitad de las fichas en juego cuando quedaban siete jugadores. Jason Koon había sido poco antes el hombre burbuja del torneo tras un maratón que duró unas cinco horas desde el inicio del día. Koon nunca fue capaz de recuperar su corta pila de fichas y terminó cayendo eliminado con las manos vacías después de ver como no se completaba su proyecto de escalera cuando Schindler tenía, otra vez, trucha flopeada.

Una vez que se alcanzó el dinero, Schindler ascendió hasta el liderato, lo que obviamente hizo bajar a otros en los chip counts. Sin embargo, su dominio se frenó llegado un punto. Primero, Justin Bonomo tuvo una mala suerte tremenda cuando abrió con las malas y logró trío de doses en una guerra de ciegas contra Vogelsang. El alemán le flotó con poco más que un rey y terminó haciendo escalera en el resto de calles.

Poco después, Buddiga flopeaba top pair, pero eso no era suficiente para vencer Leon Tsoukernik, lo que le relegaba a la sexta posición.

Curiosamente, Schindler había sido capaz de reventar lo ases de Buddiga con aquellos ochos, pero cuando se le presentó una situación idéntica contra Kaverman, sus ases salían vivos a pesar de que a Kaverman se le abrió un proyecto de escalera y de color en el turn. El torneo se quedaba con solo cuatro supervivientes.

Esa situación se rompió cuando Tsoukernik se convirtió en el último eliminado de la jornada. El dueño del King's Casino se despedía en cuarta posición tras poner toda la carne en el asador con as-diez de diamantes y darse de bruces contra los ases de Vogelsang.

Eso quiere decir que serán tres pros los que hoy lucharán por la victoria. Schindler tiene 10.670.000 puntos, o lo que es lo mismo, dos tercios de las fichas que quedan en juego. Vogelsang tiene 5.245.000 y su colega alemán Stefan Schillhabel se queda bastante más abajo con sus 885.000. El será el que más urgencia tenga cuando se reanude la jornada, ya que estará algo por debajo de las 15 ciegas.

Los tres jugarán hoy por un premio de 6 millones de dólares. El runner-up se va a llevar 3,6 millones y el tercer clasificado se tendrá que conformar con 2,4. Como cada día, las actualizaciones del torneo se podrán seguir a través de los seguimientos de PokerNews y del live streaming ofrecido por PokerGo.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?