Ramón Colillas gana el PokerStars No-Limit Hold'em Players Championship (5,1$ millones)

Ramon Colillas

Cientos de los jugadores más importantes del mundo se dieron cita en el Atlantis Resort para intentar pescar una parte del prize pool del increíble PokerStars No-Limit Hold'em Players Championship, el mayor torneo de 25.000$ de la historia del póker.

Sin embargo, cuando todo llegó a su fin, fue Ramón Colillas, uno de los 300 jugadores que llegaron a Bahamas con un Platinum Pass en la mano, el que había emergido como campeón del mayor torneo de 25.000$ de la historia del póker. Atrás habían quedado 1.038 rivales, pero también todo un año de triunfos incontestables y de buenas sensaciones. Esa victoria le reportó a Ramón el premio más grande conseguido por un jugador español, 5,1 millones de dólares. Incluído el millón extra que PokerStars había reservado para el ganador de este impresionante acontecimiento.

Algunos pueden haber pensado que Ramón es un jugador recreacional, de hecho el error de acudir a Hendon Mob como si fuese la biblia hizo que algunos medios extranjeros le atribuyesen unas ganancias considerablemente inferiores a las que realmente ha conseguido el jugador español en toda su carrera. Ramón ganó su Platinum Pass tras convertise en Campeón de España de Poker por PokerStars 2018, un circuito en el que, entre otras cosas, fue capaz de vencer en la etapa de Barcelona, la mayor de todas las disputadas durante la temporada.

Resultados de la mesa final del PSPC

PosiciónJugadorPaísPremio (USD)
1Ramon ColillasSpain$5,100,000
2Julien MartiniFrance$2,974,000
3Marc RiveraPhilipines$2,168,000
4Scott BaumsteinUnited States$1,657,000
5Jason KoonceUnited States$1,304,000
6Marc PerraultCanada$1,012,000
7Farid JattinColombia$746,000
8Talal ShakerchiUnited Kingdom$509,000

Tras ganar el Platinum Pass, valorado en 30.000$, Ramón no tenía más expectativa que disfrutar de la experiencia y hacer un papel lo más digno posible. Sabía que entre sus rivales no solo habría ganadores de Platinum Pass, sino también los mejores jugadores del mundo del póker.

Todo lo que había logrado con anterioridad ya era superlativo, pero tenía la oportunidad de ponerle la guinda, y vaya si lo hizo. Su asiento en la mesa final le garantizó más de medio millón de dólares, pero nunca se conformó con eso.

Acción de la mesa final del PSPC

El último día podía haber sido el día de cualquiera, ya que entre el más short, Marc Perrault, y la cabeza, donde comenzó Scott Baumstein, tampoco había tanta distancia.

Sin embargo, el que tomó la batuta fue uno de los principales candidatos al título, Julien Martini, que abrió brecha con un muy buen run inicial, y mucha calidad. Tuvo la oportunidad de quitar de enmedio a jugadores como Talal Shakerchi, as-dama contra ases, y Farid Jattin, as-rey contra as-jota, y eso le dio ventaja y mucha confianza.

Julien Martini
El inicio fue brutal para Martini.

Después tuvo la habilidad de menear la mesa, con jugadas como en la que metió tres barrells para hacer foldear una mano mejor a Marca Rivera, que apretado por el ICM, ya Perrault tenía solo dos ciegas, se vio obligado a foldear sus damas.

Martini tenía grandes expectativas después de colocarse líder, sobre todo tras sellarle el pasaporte a Shakerchi.

"Cuando ganas con as-dama contra ases en la primera órbita, te dices a ti mismo: 'Esto es mío'", comentaba.

La posición de Martini mejoró aún más cuando Perrault, Jason Koonce y Baumstein bustearon, lo que le dejó una una situación que creyó decisiva. Con solo tres jugadores restantes, el francés tenía el 60% de las fichas en juego y sus dos rivales eran dos poseedores de Platinum Pass.

Lo que no sabía fue lo que le estaba esperando.

Tres jugadores, dos ganadores de Platinum Pass

Colillas llegó a quedarse con solo 12 ciegas, pero logró doblarse en el jugador filipino, lo que dio paso a su remontada.

A pesar de que Rivera terminó cayendo a manos de Martini, Colillas ya había logrado llevar su stack hasta las 40 ciegas, lo que le colocaba con una desventaja de solo 2 a 1 antes del heads-up. Eso le daba opciones de luchar por la victoria.

Las cosas cambiaron cuando solo se habían jugado diez manos de heads-up. Martini flopeó color contra la segunda pareja del español, que vio como su poca equity en el flop terminó por convertirse en la mejor mano en el river. Ramón pagó dos apuestas y terminó runeando full house. Pasó en el river, y no tuvo más que pagar cuando Martini se movía all in para ponerse a la cabeza de los conteos.

"Cuando pagó al momento, sabía que tenía al menos color", decía Martini. "Es un gran cooler, pero pasa cada día en el póker".

Con poco más de 20 ciegas, Martini no hizo más que perder fichas en las siguientes 20 manos, ocupando el rol de Sam Farha mientras Colillas se iba convirtiendo en el nuevo Chris Moneymaker. De hecho, allí estuvo Moneymaker para felicitarle por su triunfo.

"Es impresionante", decía Colillas. "He seguido el póker y la historia del póker desde hace mucho. He visto a a través de internet lo que logró Chris [Moneymaker], y esto es un sueño hecho realidad. Significa mucho para mi".

A pesar de haber ganado un premio superior a los 5 millones de dólares, Ramón no cambiará mucho su estilo de vida. Al fin y al cabo, estamos hablando de un persona simple, con muchas ganas de trabajar y de llegar a lo más alto, pero que no se plantea ponerse objetivos demasiado ambiciosos o inalcanzables. El póker seguirá ocupando el mismo lugar en su vida que el que venía ocupando hasta ahora, aunque, como él mismo decía, ahora podrá darse algunos caprichos que antes no había pensado. El primero de ellos llegará en el Main Event de la PokerStars Caribbean Adventure, aunque después de eso ha asegurado que volverá sus niveles habituales.

Ramon Colillas

The Stars Group posee la mayor parte de las acciones de iBus Media.

¿Qué opinas?

Más historias

Otras historias