Gabriel Nassif gana el Tony G Challenge

Gabriel Nassif, ganador del Tony Challenge

¿De qué país son los peores jugadores de poker del mundo?
Tony G respondió a esta pregunta así: “Francia”. Y para demostrarlo, organizó un SNG para seis jugadores en el Club de Aviación de París (ACF). El evento fue publicitado como “Tony G contra Francia”. El premio fijado por PartyPoker.fr para el ganador fue una entrada para el torneo 10.000€ High Roller de las ACF WPT National Series.

Se enfrentaron a Tony G los siguientes jugadores: Bruno “The King” Fitoussi (campeón del WPT de Bucarest), Guillaume Darcourt, Yann Courtet (de Club Poker), Gabriel Nassif (de Poker Strategy) y Leonard Martin (de Poker Academie). El propio Tony cambió el título del reto por este otro: “¡Cinco burros contra Tony G!”.

Al inicio del torneo, Courtet, Nassif y Martin parecían algo nerviosos. En cambio, Tony G, Fitoussi y Darcourt no paraban de charlar.
Tony empezó entrando en todas las manos, pero no ganó ni una sola hasta que hizo straddle desde el UTG y los demás rivales se tiraron. Entonces, mientras pedía un cognac, preguntó cuál había sido la propina más grande que se había dado en el lunar. Le respondieron: “100 euros”. Y Tony le dijo al camarero: “Es ridículo. Toma 1.000 y tráeme mi bebida”. “¿En serio”, le preguntó el camarero. Tony asintió y le dio una ficha de 1.000 euros. Y el camarero salió pitando, antes de que el lituano pudiese cambiar de opinión.
Poco después, Leonard Martin se convirtió en el objeto de las bromas de la mesa, por su actitud rígida y por sus pocas ganas de hablar.

Al terminar el cuarto nivel de ciegas, Yann Courtet iba chip líder, aunque no había demostrado su categoría como jugador. Entonces, Tony comentó: “Soy el único jugador de esta mesa que puede ser el mejor jugador de poker del mundo. Bueno, quizá también Bruno. ¡No, Bruno, no, que es muy viejo!
Después, se metió con el estilo tight de Leonard Martin, justo antes de que este le ganase un bote importante a Darcourt. Tras perder el pot, este último se vio forzado a arriesgar y en la mano siguiente metió all-in con {k-Clubs}{10-Diamonds}. Fitoussi le pagó con {a-Diamonds}{10-Hearts}. Las cartas comunes no ayudaron a Darcourt, que fue el primer eliminado.

Poco a poco, Fitoussi y Martin fueron acumulando fichas, y Tony fue perdiendo stack.
Posteriormente, al final del octavo nivel, Martin perdió la mayor parte de su stack ante Nassif en una mano en que llegaron al all-in pre-flop, Martin con {j-Clubs}{j-Spades} y Nassif con {a-Diamonds}{k-Clubs}. Un rey en el river le dio la mano al segundo: {8-Clubs}{8-Spades}{6-Diamonds}{q-Spades}{k-Hearts}.
Después, en la primera mano del nivel 9, Courtet subió a 1.500 con {k-}{j-}y Tony G se la jugó metiendo una 3B all-in a 7.000 con ¡{j-}{9-}! La mano del lituano no mejoró y cayó eliminado, dando por concluido su peculiar espectáculo.

Durante los cuatro siguientes niveles, Fitoussi aprovechó prácticamente todas las oportunidades de que dispuso para atacar a Martin, mientras Nassif controlaba la acción en la mesa.
Entonces, Courtet fue eliminado por Nassif. Este subió a 2.600 y Courtet le resubió all-in. Fitoussi se pensó el call, pero acabó tirando sus cartas. Nassif pagó de forma instantánea con {a-Spades}{a-Diamonds}. Courtet mostró {a-Clubs}{k-Clubs} y pese a que dispuso de un proyecto de color gracias al turn, finalmente quedó eliminado en cuarto lugar.
Estando Martin muy corto de stack, todo parecía indicar que Nassif y Fitoussi acabarían luchando por el triunfo. Pero Martin se dobló tres veces seguidas y al inicio del nivel 16 los tres jugadores tenían prácticamente las mismas fichas. Entonces, en la primera mano del nivel 17, Martin subió a 9.000 desde el botón y los tres jugadores acabaron all-in pre-flop.

Martin, con: {a-Clubs}{j-Spades}
Fitoussi, con: {a-Diamonds}{7-Clubs}
Y Nassif, con: {3-Diamonds}{3-Clubs}
El flop le dio ¡full house! a Nassif: {6-Diamonds}{3-Hearts}{6-Hearts}.
El turn fue el {6-Clubs}.
Y el river fue el {10-Hearts}.

El crupier contó las fichas de Martin y Fitoussi, y anunció la eliminación de ambos. Nassif ganó el sit y se llevó la entrada para el 10.000 High Roller de las WPT National Series, que tendría lugar más tarde, esa misma noche.
Poco después, le preguntaron al camarero que le había servido el cognac a Tony G si los franceses eran realmente los peores jugadores del mundo. El hombre contestó: “El mejor jugador del mundo es Tony G”.

Más historias

¿Qué opinas?