Las 5 mayores pesadillas en una mesa de póker en torneos de PokerStars

Sharelines
  • Las 5 mayores pesadillas en una mesa de póker en torneos de PokerStars

A veces se gana y a veces se pierde, aunque algunos jugadores tratan de darle una vuelta de tuerca para arrimar el ascua a su sardina.

Estos son los mejores casos cortesía de PokerStars.

5. La víctima

En un episodio del Poker After Dark repleto de estrellas, Phil Hellmuth, Jr., Patrik Antonius, Tom Dwan y Phil Ivey llegaban a un flop {10-Clubs}{9-Hearts}{7-Hearts} que daba a Hellmuth top set con sus {10-Spades}{10-Diamonds}, pero que también daba escalera a Ivey con {8-Clubs}{6-Clubs}.

Ivey apostaba $8.000 y solo Hellmuth pagaba para ver como un {2-Diamonds} aparecía en el turn. Ivey volvía apostar, esta vez $23.000, y Hellmuth se movía all in por $80.300. Ivey pagaba al instante.

Hellmuth trató de pedir ayuda para no perder tanto, pero las negociaciones no fructificaron, en parte por que en el otro lado de la mesa Daniel Negreanu no estaba de acuerdo.

El river trajo un {3-Spades} y Hellmuth se quedaba pelado. Como suele ser habitual, ahí comenzó a atizar a diestro y siniestro. Mientras, Ivey pedía cocktails para todos.

4. El bebedor

Madis Muur y un visiblemente ebrio Roger Teska se enzarzaban en una guerra preflop, que terminaba con Muur haciendo una four-bet con {q-Hearts}{q-Diamonds} y Teska pagando con {j-Diamonds}{9-Diamonds} tras tener que ayudarle el dealer a poner las fichas.

Muur iba muy por delante y mantenía la ventaja tras un flop {10-Spades}{10-Clubs}{9-Spades}. Muur apostaba 202.000 y Teska pagaba antes de ver un {7-Clubs} que le daba escalera interna. Los dos pasaban.

Muur hacía entonces una apuesta por valor de 377.000 con el {4-Hearts} del river. A Teska parecía costarle hablar, pero cogía una copa de la mesa para beber aún más intentando que Muur le convenciese para pagar.

Teska terminó pagando, y perdiendo un millón de puntos, y cerró su actuación en esta mano con un "oops" que se recordará durante mucho tiempo.

La máquina de rajar

Este enfrentamiento entre Vanessa Selbst y William Kassouf siempre nos saca una sonrisa. Selbst subía preflop y Kassouf pagaba. Kassouf preguntaba a Selbst si tenía pareja y ella respondía que era posible.

El flop era {a-Clubs}{8-Hearts}{3-Hearts}

Selbst aposaba 1.600. Kassouf se refería a su apuesta como una "apuesta de continuación estándar" y comenzaba su clásica charla, haciendo ver que miraba sus cartas a ver si tenía el as que necesitaba para seguir en la mano. O al menos eso fue lo que dijo.

Kassouf decía haber tenido muy buena suerte y estaba convenciado de que ella tan solo tenía rey-dama. Fue entonces cuando comenzó un diálogo con la americana sobre el tamaño del bote, preguntando a Selbst si prefería jugar un bote grande o pequeño. "Medio", respondía Selbst con su clásica cara de vinagre.

Así que resubió. Ella se tiraba, pero mientras lo hacía retaba a Kassouf a enseñar su jota-cinco. El británico mostraba {j-Hearts}{9-Diamonds}.

El polémico Kassouf siguió hablando y explicando el movimiento a sus compañeros de mesa. Selbst, que se enciende antes que la gasolina al contacto con el fuego, replicó preguntando al británico si creía que tenía la mejor mano. La respuesta de Kassouf fue aún mejor: "solo necesitaba ver dónde estaba".

El tankeador

Patrick Clarke tenía {k-Spades}{10-Clubs} y preflop iba dominado por el {k-Hearts}{q-Spades} de Gilles Bernies. Sin embargo, el flop trajo {5-Diamonds}{10-Spades}{k-Diamonds} colocando por delante a Clarke.

Bernie, que parecía respirar con dificultad, veía como Clarke apostaba 175.000.

Todavía respirando con problemas, Bernies miraba sus cartas y hacía call. El turn era un {4-Diamonds} y Bernies pasaba de nuevo. Esta vez Clarke decidía darse check behind.

El river era una {q-Clubs} y volvía a colocar a Bernies por delante con doble pareja mejor, pero este se tomaba bastante tiempo para ¡darse check otra vez! Clarke hacía entonces una apuesta de valor de 425.000, pero se quedaba con un palmo de narices cuando Bernies pagaba tras tankear un buen rato. Bernies recibía entonces una reprimenda por tomarse tanto tiempo en cada acción.

El experto

El último vídeo es una composición de varios. En el primero, Bertrand "ElkY" Grospellier se topa con un river horrible cuando tenía {a-Clubs}{2-Hearts} contra los {3-Clubs}{3-Spades} de Magnus Petersson en un board {7-Hearts}{10-Spades}{2-Spades}{2-Diamonds}{3-Diamonds}.

Aún encima, Petersson se ensañaba con un Grospellier destrozado diciendo: "no deberías jugar ases malos".

El vídeo continúa con las enseñanzas de Marcel Luske, el lector, y Mark Teltscher, el profesor.

Más historias

¿Qué opinas?