Top Ten del 2009: #6, Annie Duke participa en el "Celebrity Apprentice" de Donald Trump

duke

Aunque varias historias pueden estar en la lucha por ser las historias más importantes del año, una de las que trajo mayor atención sobre el juego del poker fue el papel de Annie Duke en el reality show de Donald Trump en la NBC "Celebrity Apprentice".

Muy conocida por sus claras opiniones sobre el juego, Annie Duke (hermana de Howard Lederer) es considerada por muchos como una de las mejores jugadoras de poker y se integraba perfectamente en un elenco de famosos que buscaban luchar por una victoria que representaba recibir una donación de 250.000 dólares para la ONG de su elección.

Desafortunadamente para Duke, las cartas estaban marcadas en este juego y a pesar de vencer y superar a todos sus compañeros de concurso recaudando más fondos durante varios episodios de la serie, en particular en el desafío final de la serie en la que Duke recaudó tres veces más dinero que su oponente, la cómica y dinosaurio televisivo Joan Rivers, se quedo a las puertas.

El gran rendimiento de Duke le valió un lugar en el mano a mano final frente a Rivers por el primer premio del programa. A pesar de ser atacada repetidamente por Rivers que hizo varios comentarios calumniosos, tales como "es una serpiente" y "Annie escupiría en el suelo y ahogaría a su propia madre en el si le da una ventaja en su vida", Duke en varias ocasiones decidió ser la persona más seria, no entrar al trapo y dejar que su actuación hablara por ella.

Según los medios de comunicación americanos se centraban en los insultos de Rivers a Duke en cada episodio, comparándola con Hitler y llamando a todos los jugadores de poker mentirosos y ladrones, Duke mantuvo la calma.

Aunque Duke aplastó a su oponente, sin embargo Trump eligió a Rivers como su ganadora. Lo que muchos que vieron el programa no saben es que la esposa de Trump es miembro del consejo de administración de la ONG que representaba Rivers, y que estaba negociando un acuerdo de televisión con los productores de "Celebrity Apprentice" antes de la grabación del programa. En otras palabras, aunque Trump puede negarlo, el resultado del programa estaba predeterminado y Duke y nunca tuvo una oportunidad.

Aunque Annie Duke no ganó el dinero, se las arregló para mostrarle al mundo que los jugadores de poker no siempre se ajustan a los estereotipos asociados con ellos, especialmente los que lanzaba despectivamente Rivers. Duke en repetidas ocasiones mostró su espíritu competitivo frente a Rivers (y sus demás competidores) en la televisión nacional, lo que ayudó a promover el poker en una luz positiva a pesar de tener un montón de oportunidades para bajarse al ínfimo nivel de Rivers.

Vista nuestra sección de estrategia. Hay multiples articulos con los que mejorar tu juego.

Más historias

¿Qué opinas?