Top Ten Poker 2009: #1, Phil Ivey en las World Series of Poker

Top Ten Poker 2009: #1, Phil Ivey en las World Series of Poker 0001

Aunque muchos pueden argumentar que la llegada los últimos meses del año de "Isildur1" a las mesas high stakes online debería de ocupar el primer lugar en el Top Ten 2009, ninguna historia este año ha resonado como la participación de Phil Ivey en la mesa final del Main Event de las World Series of Poker.

El intento de Ivey de obtener el santo grial del poker en julio y en noviembre, no sólo mantuvo al mundo del poker en vilo, sino que hizo que los principales medios de comunicación deportivos generalistas estuvieran también atentos… una combinación que le da a Ivey el primer lugar del 2009.

Después de un decepcionante WSOP 2008, que vio como Ivey perdía varios millones de dólares en apuestas laterales, en las WSOP 2009 Phil Ivey haría mucho más que solo resarcir las pérdidas sufridas en el 2008.

No pasó mucho tiempo antes de que Ivey capturara su sexto brazalete en las WSOP. Aunque se pasó corto de fichas gran parte de la mesa final del evento ocho, No limit deuce to seven low-ball, Ivey utilizó sus grandes habilidades de poker para diezmar a su competencia de uno en uno. Mientras que el primer premio fue “sólo” 96.000 $ de premio, se escucharon informaciones de que el brazalete representaba para él en apuestas laterales una gran cantidad de dinero estimada entre 200.000 $ y12 $ millones según la fuente.

Por desgracia para sus oponentes, Ivey no había terminado con las WSOP 2009. Una semana después volvía a ganar otro brazalete, esta vez en un evento de Omaha Hi / Lo Seven-Card Stud Hi / Lo.

Era el brazalete numero siete para Phil, 220.000 dólares en ganancias del torneo, y una vez más una suma indeterminada en apuestas laterales, otra vez seguramente con más de 7 cifras.

En un año que vio a varios jugadores ganar varios brazaletes en las WSOP, los dos que ya obtenía Ivey a solo mediados de junio tenia al mundo del póker rendido ante sus enormes habilidades. Si había alguien que dudara de que muy posiblemente es el mejor jugador de poker del mundo, las WSOP 2009 se lo estaban dejando claro.

Ivey tuvo otra gran actuación a finales de junio, al terminar octavo en el 5.000 $ no-limit hold'em shoot-out, pero no fue hasta el 7 de julio que los verdaderos fuegos artificiales de esta historia comenzaron.

Al finalizar cada día del evento principal de las WSOP (al que llego de “re-enganche” tras pasarse toda la noche jugando high stakes cash en la bobby´s room), el nombre de Ivey se encontraba cada vez más y más cerca de la parte superior del chip count. Para el quinto día, Ivey había superado la marca del millón de dólares con 1.4 millones de fichas. Se hacia evidente que estaba en una misión para probar de una vez por todas que es el mejor jugador de poker del mundo.

Durante el sexto día, el mundo del poker solo tenía ojos para un Phil Ivey en su cuarto main event en el que llegaba lejos durante la década. Aunque también quedaban otros conocidos profesionales en competición como Joe Sebok, Antonio Esfandiari o Tom Schneider, la atención estaba en Ivey. Terminó el día seis en el tercer lugar con más de 6 millones en fichas, y cuando terminó el séptimo día con más de 11 millones de fichas, a sólo un día más de juego del descanso hasta noviembre, parecía que Ivey seria un seguro componente de la mesa final y de los “november nine” del 2009.

El día ocho no fue fácil para Ivey, los aficionados, o los medios de comunicación. El rail estaba abarrotado con varias filas de espectadores observando la acción. Todos parecían un poco ansiosos. Uno a uno, los jugadores estaban siendo eliminados y con cada nombre eliminado Ivey se acercaba más y más a la lista de los short stacks.

Cuando los diez jugadores finales se reunieron en la última mesa, Ivey se sentó como uno de los stacks más cortos, y mucha gente se preguntó si una vez más Ivey terminaría décimo, haciendo burbuja de la mesa final oficial como hizo en el 2003.

Si estabas a solo unos metros de la mesa, podías sentir que todos en la sala Amazon estaban animando a Ivey. Cada vez que Phil miraba a sus fichas o sus cartas, los aficionados contenían la respiración. Finalmente la burbuja explotaba cuando Darvin Moon reventaba los ases de Jordan Smith con dos ochos.

Mientras que Moon tenía una ventaja abrumadora de fichas con los 58 millones de fichas que se llevaba de julio para noviembre, eran Ivey y sus 9.7 millones de fichas los que eran la comidilla de la ciudad, los medios de comunicación y en general de todo el mundo del poker.

Phil Ivey se convertiría en el primer jugador de poker en aparecer en la portada de ESPN The Magazine. Un articulo se escribiría para la revista de la misma editorial “E: 60." El articulo seguía a Ivey durante unos pocos días, comentando el estilo de vida de Ivey, lleno de apuestas por millones de dólares, jets privados, y tratamiento VIP en cada casino en el que pone el pie. Fue una de las primeras veces que la vida de un jugador de poker profesional era presentada al mundo en una luz positiva.

Cuando el gran día finalmente llegó en noviembre, se volvió a ver claro que Ivey era el centro de atención. Los fans estaban guardando cola horas antes de abrirse las puertas en el teatro Penn & Teller con la esperanza de obtener un asiento de primera fila para ver el intento de hacer historia de Ivey.

Cada vez que Ivey estaba en un bote, el publico se mantenía en un silencio intranquilo y luego estallaba de emoción, ya fuera porque Ivey ganaba la mano o en desaliento si la perdía.

Tras lo que pareció una eternidad de estar apenas en la media, Ivey finalmente se encontró en condiciones de doblarse y poder tener serias posibilidades de disputar el brazalete cuando fue all-in con {a-Clubs}{k-Spades} y se encontró con que Moon, el único en pagarle tenia una mano inferior {a-Diamonds}{q-Spades}. Por desgracia, Moon conecto una reina en el flop y Ivey no recibió ayuda del turn ni del river, siendo eliminando así en un decepcionante séptimo lugar.

Aunque el séptimo lugar puede no haber satisfecho a Ivey, el camino que le condujo hasta el captó la atención de los aficionados y de los medios de comunicación generalistas, y en nuestra opinión lo hace la historia del año.

La mayor estrella del juego del poker estaba presente en el escenario más grande, siendo el centro de atención que ningún otro jugador de poker o evento han visto jamás.

A pesar de que poder repetir esta actuación en el 2010 es muy poco probable, Ivey respondió a la pregunta de “noted poker authority” de “¿cuándo te veremos en otra mesa final?" Con una sonrisa y un "El próximo año, probablemente." No dudamos que si alguien puede hacerlo, es Phil Ivey.

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias, y en nuestros live reports puedes seguir en directo la acción de los mejores torneos del circuito.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?