Now Live
PSC PokerStars Championship Barcelona 2017

La mano que nunca olvidaré: Greg Raymer en el Main Event de las WSOP

La mano que nunca olvidaré: Greg Raymer en el Main Event de las WSOP 0001
Sharelines
  • La mano que nunca olvidaré: Greg Raymer en el Main Event de las WSOP

Se trata de esa mano que te lleva a la cima o te entierra definitivamente. Ese flop soñado o ese river odiado. Todo el mundo tiene una, no importa cuántos torneos haya jugado o cuan experto sea en la materia. En PokerNews queremos echar un vistazo justo a esas manos. Esas que permanecen con el paso del tiempo. Esas que, dependiendo del resultado, te llevan a la gloria o a la miseria.

Para esta edición, hemos hablado con Greg Raymer sobre las dos primeras manos que le han mente. La primera parecía bastante obvia.

El Main Event de las World Series of Poker 2004

"La última mano del Main Event de 2004, cuando gané, es obviamente una mano que nunca olvidaré," decía Raymer. "Jugamos varias manos sin importancia en la que nadie ganó más de tres ciegas y ambos estábamos deep."

Raymer tenía más o menos el 70% de las fichas en juego contra David Williams en el heads-up por el título, pero Williams todavía tenía margen de maniobra. El propio Williams subía preflop a 300.000 y Raymer pagaba con {8-Spades}{8-Diamonds}.

"La verdad que era una mano para hacer three-bet en heads-up", decía Raymer. "Pero creo que hay un porcentaje de veces que debes hacer flat call para intentar esconder que tienes una mano decente y elegí esa línea".

El flop fue {4-Diamonds}{2-Diamonds}{5-Spades} y Raymer se dio check para ver como Williams apostaba 500.000. Raymer decidía entonces subir a 1,6 millones y Williams pagó al momento. El turn fue un {2-Hearts} que doblaba carta y Raymer apostaba 2,5 millones. Williams pagaba de nuevo y el river traía un {2-Clubs}. Raymer se movía all in y Williams pagaba al momento mostrando {A-Hearts}{4-Spades} para full house. Raymer levanta sus ochos para full mayor y eso le aseguraba el primer puesto, el brazalete de oro del torneo más prestigioso del mundo y un premio de 5 millones de dólares. Sin embargo, el insta-call en el river de Williams, que ganó 3,5 millones de dólares por su runner-up, dio algo de miedo a Raymer.

"Cuando hizo snap call en el river mi primera impresión no fue: 'Si, he ganado'. Fue algo como 'Oh Jesus, ha pagado muy rápido,'" decía Raymer. "En ese punto, yo estaba pensando 'debo ir perdiendo si ha pagado tan rápido'. Esa es, obviamente, una mano que nunca olvidaré."

Main Event de las World Series of Poker 2005

Al año siguiente, Raymer volvió a llegar lejos, colándose entre los 25 últimos con 4 millones de puntos, lo que suponía dos veces la media del torneo. En una mano recibió {K-Hearts}{K-Diamonds} e hizo una subida.

"Quedábamos 25 jugadores cerca del final del torneo y yo era uno de los mejores stacks," decía.

Aaron Kanter, de Sacramento, California, decidía pagarle con {Q-Hearts}{J-Hearts}. Tal y como explica Raymer, esta idea de "flotar" con casi cualquier mano para intentar farolear en las siguientes calles era bastante rara entonces, de hecho ni siquiera el término flotar existía por aquel entonces asociado a una estrategia. El propio Raymer reconoció que Kanter le contó después que había planeado pagar con cualquier par de cartas la siguiente vez que él subiese, con la idea de farolear en turn y river.

El flop fue {6-Spades}{3-Hearts}{5-Diamonds} y Raymer disparó 150.000 puntos que Kanter no dudaba en pagar. El turn trajo un {7-Hearts} y Raymer apostaba 300.000. Kanter le hacía entonces una resubida a 900.000 puntos con proyecto de color y dos over cards.

"Los estuve observando todo el tiempo y estaba seguro al 100% de que estaba faroleando y no tenía nada", decía Raymer. "Tan pronto como hizo la subida y puso las fichas en el tapete, yo dije 'all in'."

Kanter estudió la situación un segundo y pagó.

"No me puedo creer que todas las fichas de Aaron Kanter se hayan ido al centro en esta mano," comentaba el analista de la ESPN Norman Chad.

El river fue un {2-Hearts} que completaba el color de Kanter y Raymer quedaba destrozado. La mayor parte de sus fichas se habían ido a parar al stack de Kanter y se había quedado con solo 400.000 puntos.

"Esa es la naturaleza del torneo estos días," decía Chad. "Aaron Kanter, por detrás en cada paso del camino, usa de forma horrenda todas sus fichas y deja al actual campeón a las puertas de la eliminación."

Si Raymer hubiese ganado ese bote habría conseguido hacerse con el 10% de las fichas en juego y eso le habría permitido mantener viva la posibilidad de repetir título en el Main Event. Aunque todavía quedaban algunos buenos jugadores con vida, como Joe Hachem, Phil Ivey o Mike Matusow, también quedaban muchos amateurs.

"Mirando hacia atrás, con la perspectiva de hoy, el field era suave", decía Raymer, que ahora dirige FossilManPokerTraining.com. "Incluso en aquel momento del torneo había gente que no era muy buena. Así que me habría concedido en torno a un 15% de posibilidades de repetir victoria. "Con el 10% de las fichas, me habría colocado chip leader y podría haber presionado a los rivales y apretado en las burbujas. Si hubiese hecho el back to back, entonces habría grabado mi nombre en la historia del póker."

Más historias

Torneos relacionados

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?