Entrevista a Josh Cranfill, un discapacitado afectado por el Black Friday

  • Mireia Garcia-TapiaMireia Garcia-Tapia
Entrevista a Josh Cranfill, un discapacitado afectado por el Black Friday 0001

A Josh Cranfill le diagnosticaron la enfermedad de Werdnig-Hoffman con tan solo 14 meses. John tiene el peor de los casos de esta enfermedad neuromuscular, Atrofia Muscular Espinal (AME). Es una enfermedad que degenera la masa muscular hasta que no queda más. Su hobby favorito es indudablemente el poker. No obstante, desde el Black Friday, no ha podido jugar. Cranfill está en una silla de ruedas eléctrica, lo que le limita considerablemente la movilidad. Vive en Burlington (Carolina del Norte, EE. UU.), una pequeña ciudad alejada de los casinos del país. Puede participar en eventos organizados por la comunidad de Burlington, pero los locales deben ser aptos para discapacitados y, además, necesita ayuda en todo momento.

Hemos podido hablar con Josh Cranfill y preguntarle sobre el futuro del poker online y cómo afectará el Black Friday a la comunidad de discapacitados.

PokerNews: ¿Podrías explicarnos cómo te limita tu enfermedad a la hora de viajar y jugar torneos de poker en vivo?

Josh Cranfill: Estoy obligado a ir en una silla de ruedas eléctrica, lo que significa que dependo de otra persona para que me ayude cuando me siento a jugar en una mesa. Mi padre suele ser el que me ayuda mientras juego, enseñándome las cartas y haciendo por mí las apuestas. Durante los torneos, sus manos son las mías. Para poder participar en un torneo en vivo debo tener en cuenta varios factores, como que el casino esté preparado para discapacitados, mi padre pueda ayudarme y mi estado de salud me permita jugar.

Considero que con la tecnología adecuada a mis necesidades, podría jugar de forma independiente, sin tener que depender de nadie. De esa forma podría jugar mientras los demás se dedican a sus cosas.

¿Qué es el poker para ti?

Para mí, el poker es muy importante. Me considero una persona competitiva, pero mi enfermedad muscular me ha prohibido practicar deportes tradicionales. El poker ha hecho que esta realidad cambie. En los deportes tradicionales puedes ser el más fuerte, o el más atlético, pero cuando te sientas en una mesa de poker, todos somos iguales. En el caso del poker, se trata de la fuerza de la mente y no la física. Cuando juego con gente que no me conoce, suelen prejuzgar al no ser un jugador “normal”. No obstante, a medida que van pasando las horas y me van conociendo y ven cómo juego, cambian de opinión y me respetan como a cualquier otro jugador.

¿Cómo reaccionaste ante el Black Friday?

Me quedé en estado de shock. Siempre pensé que en la industria del poker online había mucha incertidumbre, pero nunca que iba a pasar algo así tan pronto. Tras el impacto inicial, empecé a darme cuenta de que el Black Friday iba a afectarme mucho. Mi situación me impide asistir a muchos torneos y, además, en el estado en el que vivo no hay casino. Y ahora que el poker online ni siquiera es una opción, no podré jugar todo lo que me gustaría.

¿Cuándo crees que se va a regularizar el poker online en los EE. UU.?

Creo que el poker online tardará en restablecerse, como a todo aquello en lo que se involucra el gobierno. Nuestro juego tiene una imagen negativa por culpa de la prensa, lo que retrasará la regulación. Por otra parte, cuando se legalice creo que se va a abrir mercado nuevo para los casinos. Me parece que las salas desaparecerán y las nuevas formaran parte de casinos, llamándose por ejemplo, HarrahsOnlinePoker.com o CaesarsOnlinePoker.com.

¿En estos momentos tienes dinero que no puedas recuperar?

Por suerte, retiré todos mis fondos unas semanas antes del Black Friday. Aunque solo tenía 300$, me sentí afortunado, ya que algunos de mis amigos no los pudieron sacar.

Sin poder acceder al poker online, ¿cómo vas a jugar?

Sin jugar no sé cómo voy a poder mejorar. Espero que en mi zona organicen algún torneo underground, pero estoy seguro de que no será lo mismo. En este tipo de torneos solo veo 40 manos, tres o cuatro días por semana, mientras que en una sola hora de poker online veo 1.500 manos, cinco días por semana.

¿Conoces a otros jugadores que tengan las mismas limitaciones que tu para jugar torneos en vivo?

Conozco a mucha gente que está en la misma situación que yo, es decir, sin poder jugar al poker online. Algunos tienen enfermedades que no les permiten salir a la calle como, por ejemplo, Distrofia Muscular, Parálisis Cerebral o Spina Bífida, de tal forma que los torneos en vivo están descartados para ellos. Muchos son buenos jugadores de poker y se podrían enfrentar a cualquiera. El Black Friday ha hecho que tampoco puedan jugar.

¿Qué te gustaría que la prensa supiera sobre el poker?

Me gustaría que se dieran cuenta de que el poker es como cualquier otro deporte. Algunos juegan al baloncesto, otros al fútbol y nosotros jugamos al poker. Cuando sale algo sobre el poker en la prensa suele tener connotaciones negativas. No se dan cuenta de que si el poker se juega en un ambiente y de forma adecuada, no tiene por qué considerarse algo malo. El poker es un juego de capacidad y lo considero un deporte.

En 2009 tuviste la oportunidad de viajar a las World Series of Poker. ¿Cómo fue esta experiencia?

Fue una experiencia increíble. Tuve la oportunidad de conocer a diferentes jugadores como Doyle Brunson, Johnny Chan, Scotty Nguyen, Howard Lederer y Daniel Negreanu. También pude conocer a jugadores que empezaban a ser célebres como Jason Somerville, Josh Brikis, Phil Galfond y Dwyte Pilgrim. Debo decir que todos los que conocí fueron muy profesionales conmigo, respondiendo a mis preguntas y aconsejándome para mejorar mi juego.

¿Te veremos en La Vegas este verano?

Desgraciadamente no podré ir. Además de jugar al poker, soy vicepresidente de la Asociación de Hockey en silla de ruedas eléctrica de Carolina del Norte. Es una ONG que ofrece la oportunidad de jugar a deportes como el hockey a todos aquellos que padecen una discapacidad. Además de ser vicepresidente, doy clases a un equipo que competirá este verano en Filadelfia. Tengo previsto volver a Las Vegas en 2012 para volver a jugar al poker.

Más historias

¿Qué opinas?