PokerNews debate: ¿Las apuestas paralelas son buenas para el poker?

Ashton Griffin

El poker y las apuestas paralelas siguen caminos paralelos. Cada año se cruzan muchas apuestas en las WSOP. La semana pasada, sin ir más lejos, Ashton Griffin ganó 300.000$ por correr 70 millas en menos de 24 horas. Ello suscitó entre la comunidad pokerística el debate acerca de si las apuestas paralelas (prop bets) que se realizan en los niveles altos son buenas o no para la industria del poker. Donnie Peters y Rich Ryan decidieron discutir sobre este tema en Poker News.

¿Crees que las prop bets de high stakes son buenas para el poker?

Donnie Peters cree que no. Reconoce que son divertidas, sobre todo cuando hay mucho dinero en juego. Pero considera que pueden hacer pensar a la gente que los jugadores de poker son unos degenerados que no tienen suficiente con el juego en torno a las mesas y que han de buscar nuevas formas de arriesgar cantidades enormes de dinero.

A lo largo del tiempo, ha habido muchas apuestas paralelas célebres. Por ejemplo, Jay Kwik se pasó 30 días seguidos sin salir de un cuarto de baño del Bellagio; y Ted Forrest le ganó otra apuesta a Mike Mathusow, adelgazando unos 23 kilos en un par de meses. Peters cree que pueden ser graciosas, pero también que empeoran la imagen del jugador de poker, y que el hecho de que la gente piense que el poker es un juego de azar ya es suficientemente negativo como para que tengan más razones para desprestigiarlo.
Peters piensa que para que el poker se haga popular entre el gran público es necesario evitar este tipo de situaciones.

Por otra parte, Rich Ryan cree que las apuestas paralelas son buenas para el poker.
Piensa que las apuestas de Griffin o Forrest hubiesen sido inaceptables si hubiesen puesto en riesgo su salud. No obstante, en ambos casos, los apostantes sabían qué hacían y no tuvieron problemas. Además, ambos ganaron sus respectivas apuestas.

Ryan cree que la gente ajena a la comunidad del poker que desaprueba las prop bets no llega a entenderlas. Para ellos, jugar por un bote de un millón de dólares en una partida de niveles altos es tan insano como hacer una apuesta en la que hay que correr 70 millas en un día. No obstante, Ryan piensa que los fans de jugadores como Phil Ivey o Tom Dwan, a los que ven por televisión disputar botes de seis cifras, suelen ver bien apuestas como la de Griffin.

Ryan considera que a los jugadores de poker de niveles altos les gusta más realizar apuestas deportivas o cruzar prop bets que tomar una bebida cara o comprar un coche nuevo. Y que no tenemos derecho a juzgarles y a decirles qué deben hacer con su dinero. Si un jugador puede llevar un Bugatti de 2 millones de dólares, ¿por qué no iba otro a poder apostarse 300.000 por correr 70 millas?

Las apuestas paralelas seguirán llamando la atención de los fans y molestando a los conservadores que no entienden el mundo del poker. Ryan concluye su argumentación afirmando que mientras los jugadores no pongan en peligro sus vidas, o las de terceros, deberíamos dejarles hacer lo que quieran con su dinero.

¿Cruzarías una apuesta de un millón de dólares con un amigo?

Donnie Peters responde que no y que ese tipo de apuestas no puede ser bueno para la salud.
Comenta que si tuviese tanto dinero como para poder hacer una apuesta de tal tamaño con un amigo, no la haría, ya que seguramente le habría llevado mucho esfuerzo y mucho trabajo conseguir ese dinero, como para jugárselo en una apuesta.

Peters cree que muchos jugadores de poker son incapaces de tener una noción del valor real del dinero. No ven dinero, sino buy-ins o big blinds. Por eso, no se lo piensan cuando cruzan apuestas paralelas. Además, muchas amistades se pierden por deudas de apuestas. No vale la pena arriesgar dinero y relaciones personales por realizar apuestas grandes.
Peters considera que los fans no deberían ver bien las apuestas que pueden concluir con problemas de salud o con amenazas de ruina.
A la misma pregunta, Rich Ryan responde que no cruzaría ninguna apuesta tan grande, pero que puede comprender que sí lo hagan los que tienen mucho dinero... Además, comenta que es divertido cruzar apuestas con la gente cercana, aunque no de 1 millón de dólares. ya que perderlas sería muy malo, y ganarlas también, ya que ello dejaría en la ruina a un amigo.

Ryan cree que el valor del dinero cambia en función de las ganancias de cada uno. Y que los jugadores de poker que disputan habitualmente botes de seis o más cifras pueden permitirse hacer apuestas de este tamaño. Como pueden permitirse ganarlas o perderlas, sus relaciones personales no corren peligro.
Ryan concluye diciendo que las prop bets se convierten en problemáticas cuando se mira más la amistad que el valor. Y que aquella vale más que cualquier apuesta.

Como siempre, síguenos en Twitter y hazte fan nuestro en Facebook y tendrás información actualizada sobre el mundo del poker.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?